QUE PUEDE PASAR? Cap.5

Estándar

 imagesZNMV3QK9No sé que hacer, no me atrevo a moverme pero, tampoco puedo quedarme ahí parada como si nada, aparto la mirada, tengo la sensación que a través de mis ojos puede leerme el pensamiento, y eso me aterra… Vuelvo a alzar la vista pero, ya no está allí, sus compañeros si, pero a él no le veo por ningún lado. Le busco entre la gente, pero nada… Joder!! No habrá sido mi imaginación y, solo era alguién que se le parecía mucho? Suspiro… He de reconocer que me hubiera gustado mucho que fuera él, me gusta muchísimo ese hombre, me hace sentirme deseada con solo miarme y, eso es algo nuevo para mi.

Justo en ese momento suena mi canción preferida de Romeo Santos ( propuesta indecente ), me giro para volver con el grupo y, los pelos se me ponen como escarpias… Está detrás de mi, tan cerca que podría apoyar mi cabeza en su pecho, nos miramos… siento las piernas como gelatina, no podría moverme aunque quisiera ( que no quiero ), sin mediar palabra me coge de la mano y me lleva al centro de la pista, una de sus manos va a mi cintura y la otra sube y baja por mi brazo, es una caricia simple pero tan sensual…

El corazón me va a mil por hora, tengo la mirada clavada en su pecho no me atrevo a pasar de ahí, si me hace sentir así y, solo estamos bilando, no quiero ni imaginar como me sentiría si me besara… y, me acariciara…

Acerca sus labios a mi oido y me susurra:

– Deseo cada milímetro de piel que esta mañana he tenido el placer de ver desnuda!!

Un escalofrío recorre mi espalda, joder como me pone este tío!! No puedo hablar, me he quedado muda, en mi mente aparecen las palabras de mi amiga Estela, tíratelo…!! Y, por un segundo me hago una pregunta, si lo hago… Qué puede pasar? Lo cierto es que no sé que contestarme. Me da la vuelta y, se queda pegado a mi espalda, noto claramente que está excitado, yo tambien lo estoy, esto empieza a ser una tortura para mis sentidos, odio reconocerlo pero, estoy cachonda, su aliento en mi nuca y el vaiven de sus caderas no ayudan, joder follar con este tío tiene que ser la hostia!!

Me vuelve a poner de cara a él y, me mira con intensidad, la canción está llegando a su fín y, como si hubiera leido mis pensamientos me dice:

– Follarte… sería para mi un placer!!

Y se larga dejándome allí plantada sin más… Llevo un rato ahí sola sin moverme, quiero hacerlo pero las piernas no me responden, lo busco con la mirada pero no le veo… dónde cojones se ha metido? Empiezo a cabrearme, me siento estúpida allí parada asi que obligo a mis piernas a moverse, voy sorteando a la gente en dirección al baño, en estos momentos es el único sitio donde me puedo esconder y dar rienda suelta a toda esta mierda que siento. Las lágrimas resbalan por mis mejillas, son lágrimas de rabia e indignación, no me reconozco, yo no suelo dejarme llevar por las emociones, nunca me he visto en una situación así. Qué coño me está pasando?

Entro en el baño y cierro la puerta con tanta fuerza que la mano me escuece, miro a mi alrededor para cerciorarme de que no hay espectadores y me quedo ojiplática al ver la majestuosidad que tengo ante mi, creo que estoy en la zona vip porque, el aseo donde estuve antes era bastante normalito y este es… Madre de Dios!! Pero qué pinta un sofá en un baño? Por un momento me olvido de porque estoy allí, aunque me parezca absurdo he de reconocer que el baño está decorado con un gusto exquisito, aunque demasiado ostentoso para mi. Voy hacia el sofá, la pared de enfrente está llena de espejos, tiene una meseta de mármol negro super brillante, hay una cesta de mimbre y, me acerco para fisgonear dentro, está llena de accesorios femeninos, que fuerte!! A mi derecha hay una vitrina de cristal con los bordes dorados llena de toallas pulcramente dobladas y colocadas, me apoyo en el tocador reluciente y, me miro en el espejo, tengo la cara hecha un asco, todo lo sucedido vuelve a mi mente y las lágrimas amenazan con volver pero no, no voy a llorar, todo ha sido culpa mía por dejarme llevar, esto no volverá a acurrir jamás, me digo con derterminación, respiro hondo e intento recomponerme. Rebusco en la cesta de mimbre, saco unas toallitas húmedas y comienzo a limpiarme la cara.

En ese momento se abre la puerta del baño, sin querer aguanto la respiración por miedo a que alguién me vea allí en aquel estado, sería bochornoso. No oigo voces ni ruido que me indiquen que haya entrado alguién, asi que suelto el aire poco a poco y, vuelvo a centrar la vista en la imagen del espejo y, me quedo petrificada al verle detrás de mi, me giro lentamente y con cara de pocos amigos dispuesta a decirle a aquel gilipollas lo que pienso de él, en cuanto abro la boca, se avalanza sobre mi y, me besa con brusquedad, su lengua invade mi boca, entra y sale sin reparo, estoy empotrada contra la meseta y, no tengo escapatoria, siento su cuerpo tenso por la excitación y su corazon… Pum… Pum… Pum… golpetea contra su pecho, madre mia… estoy excitadísima!! Posa su mano en mi trasero y me aprieta contra su cuerpo, noto su dureza y, eso me pone más todavía.

Joder!! mi amiga Estela vuelve a colarse en mi mente animándome a que me lo tire, nunca he hecho algo asi quiero decir, tirarme a alguién sin tener una relación, para eso soy un poco chapada a la antigua. Noto su mano de bajo del vestido, me acaricia el muslo, tengo la piel de gallina, esto está iendo demasiado lejos, no sé si podré pararlo, mejor dicho… no sé si quiero pararlo, siento sus dedos rozando mis bragas, ahora el corazón que palpita desenfrenado es el mío y, quiero exprimir a este tío, sentirlo dentro de mi, quiero hacer esta locura por primera vez en mi vida y, quiero que sea con él… Total… Que puede pasar? Entonces, separa sus labios de los mios y me susurra al oído:

– Déjate llevar, lo único que puede pasar es que lo disfrutes tanto que no quieras volver a hacerlo con nadie más, solo conmigo!!

Vaya… que ego más grande tiene este tío, esas chulerías me fastidian se merece un buen corte, pero estoy bloqueada porque ninguna frasecita de las mías acude a mi mente, chasqueo la lengua y él me mira, esperando una respuesta y, las palabras que le suelto a continuación me dejan a mi mucho más sorprendida que a él…

– Oh cielo… si follo contigo, serás tú el que no quiera volver a hacerlo con nadie más…!!

– Demuéstramelo!! – me reta.

Sin pensarlo ni un segundo más, mi decisión queda tomada, le cojo por las solapas de la chaqueta y lo atraigo hacia mi, me apodero de su boca como si me fuera la vida en ello y, nuestras lenguas empiezan a danzar de nuevo, esta vez con más urgencia, dispuestas a todo. Me alza en sus brazos y me deposita encima de la meseta de marmol negro, mi piel arde y, el contacto con la piedra fría me alivia momentáneamente, tengo el vestido enrrollado en la cintura, sus manos suben por mi espalda y hábilmente desatan el nudo que deja mis pechos a su merced, su boca se posa en mis pezones, me los chupetea, su lengua traza circulos sobre ellos, primero a la derecha y luego a la izquierda, joder!! Hace maravillas con esa lengua, me derrito como un helado expuesto al sol en pleno mes de agosto!! Gimo de placer, estoy muy, pero que muy caliente, me urge tenerlo dentro de mi. Le desabrocho el vaquero y libero su dureza, la masajeo arriba y abajo mmm es tan suave… él aprieta los dientes y se tensa, noto que está loco por hundirse en mi, saca un preservativo del bolsillo y con los dientes rasga el envoltorio y, se lo coloca en un santiamén, a continuación me penetra con suavidad, disfrutando del contacto, piel con piel. Entra y sale una y otra vez, no aparta su mirada de la mía, me encanta ver la lujuria reflejada en sus ojos, me pone a cien… aprieta los labios y las embestidas se hacen cada vez mas fuertes y rapidas, golpes secos que dejan mi vagina al límite ansiando ese glorioso momento de llegar al orgasmo. Oh señor… estoy a punto!! un par de arremetidas más y… Oh si… oh siiii!! Madre mia… me dejo ir y, tengo el orgasmo más intenso de mi vida, dos segundos después es él que se corre y los dos quedamos temblando por la intensidad de nuestros orgasmos.

Anuncios

4 comentarios en “QUE PUEDE PASAR? Cap.5

  1. Shayle Sayago

    Desde Venezuela…leo tu blog esperando impaciente cada nuevo capítulo. Me entretiene mucho este tipo de literatura. No demores mucho en publicar nuevos capítulos. Gracias por tu dedicación.
    Venezuela. Tachira.

  2. Edgar Yera

    Me ha encantado, Virginia. El latente erotismo del relato ha aflorado y me ha parecido genial. En las descripciones, en la atmósfera y en el trepidante y desenfrenado ritmo. Muy excitante. No soy asiduo a este tipo de narrativa y género y debo decirte que me ha parecido una experiencia nueva y muy satisfactoria. Mucho mejor que cualquier tipo de pornografía, explícita, cansina y sin los ingredientes de trama y profundidad del erotismo literario que refleja este magnífico texto. Continuo tu saga…
    ¡Abrazo, Compañera!

    • Muchas gracias Edgar, no sabes lo que me motivan tus palabras, me animan a seguir escribiendo a pesar de que soy una novata, espero que sigas disfrutando del resto de la historia!!
      Abrazo compi!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s